Torrijas

El otro día ya decía yo en el Facebook que creía que la próxima entrada sería una receta y… ¡aquí va!

¿Cuál es el postre por excelencia de la Semana Santa? Pues… ¡las torrijas! Bueno, la verdad es que aquí en Mallorca lo de las torrijas no se lleva, más bien es típico hacer robiols pero como mi abuela suele hacer y este año se nos ha ido de viaje pues… mi padre y yo nos hemos puesto manos a la obra.

He de decir que… nos han quedado poco dulces, las hemos hecho “light” o medio aptas para diabéticos y así mi padre pues puede comer pero aún así les hace falta un poco más de dulce, bien azúcar o bien edulcorante pero como las hemos hecho a ojímetro pues… así han salido, así que nos toca añadir dulce pero eso es fácil 🙂

 

 

Ingredientes:

Pan: Lo suyo es pan un poco duro, nosotros hemos puesto una barra del día y luego barra y media de ayer pero las de ayer eran barritas de esas precongeladas que venden en gasolineras y demás y no es lo suyo… En total hemos puesto dos barras y media (aproximadamente) y nos han salido unas 50 rodajas.IMAG1295

Leche: 1,5 L aproximadamente.

Corteza de limón.

-2  ramas de canela.

Azúcar: En nuestro caso hemos puesto edulcorante en polvo (2  cucharadas pero han quedado poco dulces).

Miel: Una cucharada sopera rebosante.

Agua.

-5 ó 6 huevos.

Aceite de oliva.

 

Preparación:

Primero hay que preparar la leche. La hemos puesto a hervir con 2 ramas de canela, la corteza de un limón y las dos cucharadas soperas de edulcorante (lo suyo es hacerlo con azúcar y 4 ó 5 cucharadas). Le hemos añadido un poquito de canela en polvo, para ayudar a que cogiese el color y sabor 🙂

Cuando ha dado un hervor, se quita del fuego y se pone a enfriar porque si se hace con la leche caliente el pan se deshace mucho. Para que fuese más rápido y aprovechando que estábamos descongelando unas botellas de agua, hemos preparado un baño maría con el hielo y en 10 min se ha enfriado.

Luego hay que batir los huevos (hoy he empezado por 4 pero luego he añadido 2 más, eso sí, no eran muy grandes) y poner el aceite a calentar. Como éramos dos, hemos hecho trabajo en cadena, yo mojaba el pan en la leche y después en el huevo y mi padre lo freía. Hay que tener cuidado en que el pan no se quede muy blando en la leche pero a la vez que se reblandezca la corteza. Por eso, si el pan es duro es mejor, porque tanto la corteza como la miga están más o menos igual de duros y se reblandecen de forma uniforme.

El fuego no hay que ponerlo muy alto para freírlas porque sino se tuestan mucho, cuando tienen un color doradito por los dos lados ya están listas.

Cuando se acaban de freír hay dos opciones, para quienes les gusten las torrijas más secas hay que espolvorear azúcar y canela en polvo por encima, si os gustan las torrijas más empapaditas pues se hace un almíbar con azúcar y agua (yo he usado miel y agua) y se echa por encima. O… ¡las dos opciones para los más golosos! También se puede echar por encima un chorrito de miel líquida. También están las torrijas de vino u otras variantes más fashion como éstas que me pasó mi amiga Rosa pero eso para otra ocasión… 🙂

Torrijas

Anuncios

2 Respuestas a “Torrijas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s