¡Socorro, me ataca el pulgón!

Yo sabía que los rosales eran propensos a las plagas y al pulgón pero… ¡¿tan pronto?! Con lo feliz que era yo con los brotes verdes que tenía y, en pocos días, ¡se me ha llenado de pulgón! Unos bichitos verdes, pequeños que le chupan la savia  y se instalan principalmente en las yemas apicales (las más tiernas, las que van creciendo). Ahora que parecía que ya iba a sacar capullos… snif snif.

SONY DSC

 

Tristezas aparte sabed que… ¡voy a acabar con él! Ayer ya me puse a investigar remedios caseros y naturales y… he encontrado lo siguiente:

-Ajo: por lo visto los pulgones son un poco vampiros, no les gusta el olor a ajo y he leído que sembrando en la misma maceta alguno, repele el pulgón. Ayer ya sembré no uno, sino dos ajos (si se me muere el rosal al menos comeré ajos…) pero me da que con lo alto que se está haciendo el rosal no va a servir de mucho y el olor no va a llegar a las partes altas…

-Lavanda: también leí que algunas aromáticas repelen el pulgón y yo justo tengo una lavanda sembrada y no parece que haya hecho mucho efecto, a ver si ahora que está empezando a florecer tímidamente desprende más aroma y espanta a los bichillos de más arriba.

SONY DSC

-Ortigas: es lo siguiente que voy a hacer, esta tarde me voy al campo a coger ortigas (no os preocupéis que llevaré guantes :D). Por lo visto, hacer una infusión de ortigas y aplicársela al rosal también viene muy bien para cargarse o espantar a estos animalillos (y como crecepelo, por si a alguien le interesa).

-Colillas: también he leído que dejando macerar unas cuantas colillas en agua y aplicar ese agua al rosal también es bueno para asustar al pulgón. Como no tengo a nadie muy cercano que fume (por suerte), probaré primero con la ortiga sino… podréis verme recogiendo colillas por la calle próximamente 😀

-Mariquitas: esto ya lo sabía yo, desde que hace ya muchos años una tía mía nos envió a mis primas y a mí a buscar mariquitas al campo con un bote de cristal para luego ponerlas encima del rosal. Si ya hubiese montado yo mi granja de mariquitas (idea que me vino a la cabeza hace unos años) ahora tendría muchas para poner en los rosales. Pero como no tengo granja, dejo esta opción para el fin de semana, a ver si me doy un paseo y veo alguna aunque no he visto todavía ninguna por el campo…

-Químicos: haberlos haylos, pero por ahora los voy a dejar como última opción posible, probaremos con los remedios naturales ayudándonos del DDT y no, no me estoy refiriendo al DDT que se usó como insecticida milagroso en el siglo XX hasta que se descubrió que no era tan bueno como creían, sino al DeDeTe, vamos, a aplastar los pulgones con los dedos (eso sí, con cuidado para no pincharse).

Próximamente os cuento quién ha ganado la batalla…

SONY DSC

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s